Articulos

Hoy es el primer día del resto de tu vida

Cuantas veces escuché esta frase y la apliqué tan pero tan superficialmente?

Cuantas veces sentiste que estabas hecho para algo más grande, para algo más profundo?

Cuantas veces supiste entender qué era?

Hoy puedo decir que ahora lo entiendo, que ahora lo sé y dar gracias a Dios, por tener esta claridad mental y de corazón, por tener un corazón que late fuerte , muy fuerte por estas sensaciones que estoy teniendo cada día.

Gracias a Dios por haberme elegido para esta misión tan importante, que es transmitir su verdad, su palabra, su amor, su impresionante poder, su impresionante presencia, su impresionante magnitud, su envolvente  y tan pero tan enorme  amor.

Esta energía tan fuerte que recorre mi ser día a día, no desde siempre, sino desde hace muy poco tiempo, pero que cada día se hace más presente, más fuerte y más necesario para mí  querer dedicar mi vida para honrar a Dios, para vivir de acuerdo al plan que siempre sentí que había para mí, pero aun no sabía bien qué era.

Para vivir hoy el primer día del resto de mi vida, para vivir para algo más grande, algo inentendible, algo impresionante, algo espectacular, algo que da sentido  a todo, a cada minuto de tu vida, a cada experiencia que te pueda parecer insignificante.

Todo está trazado, cada segundo de tu vida y es parte de una enorme obra de arte, las más bella, la más perfecta.

Se el primero en dejar tu comentario.

Dejá un comentario