Quién digo que sos?

Judaísmo y Catolicismo: un mismo camino con diferentes paisajes
5 septiembre 2017
El perdón y la Reconciliación de José con sus hermanos.
19 noviembre 2017

El fuego que arde en mi pecho
El motor que me hace levantar cada mañana
El que me conduce a tu encuentro y detiene mi respiración
El que me desafía y el que me da impulso
El que me cuestiona y el que me da las respuestas
El que me exige y el que me conforta
El que me hace seguir buscando pero ya habiendo encontrado
El que me mantiene sedienta pero saciada
El que es más que suficiente pero nunca suficiente.

1 Comment

  1. Jesus Pereira dice:

    Muchas gracias por los hermosos testimónios, y por compartir esa tan hermosa sensibilidad judía, fructo de esa rica historia y tradición, a los demás católicos – y a toda la gente.

    Volveré acá para leerte más.

    Dios te lo bendiga.

Responder a Jesus Pereira Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *