Gotita de amor

Orgullo y Humildad de la mano
4 diciembre 2016
El Carmelo del Monte Carmelo y el Judaismo
21 enero 2017

Mi agradecimiento es infinito y aun insuficiente.

Sólo una gotita de tu amor que me salpicó, me abrumó y me transformó por completo..

Sigo siendo yo, pero no tanto.

Sigo sintiendo como antes, pero más profundamente.

El entendimiento es otro.

La comprensión es más profunda, más completa, en más dimensiones.

Me permitís ver cosas mágicas.

Que me emocionan cada día.

Me consumen internamente y a la vez me regeneran.

Mis lágrimas fluyen sólo expresando tan grande amor que no puede ser contenido dentro de mi cuerpo.

Mi alma vive desesperada por estar a tu encuentro. Y así, te busca en cada acontecimiento, en cada persona.

Nunca dejes de abrumarme, de poseerme, de obrar en mí aunque no sea siempre mi voluntad.

Ya que sé que siempre va a ser lo mejor, y tu consuelo, maravilloso.

 

1 Comment

  1. elsah dice:

    Gracias. Dios no tiene pruebas, sino testigos, y vos sois un testigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *