Articulos

¿Matrimonios mixtos?

matrimonios-mixtos¿Se puede casar un judío con una persona de otra religión? ¿Es válido el matrimonio mixto?

Cuánto para decir de un tema tan delicado. Hay muchos puntos de vista para encarar este asunto. Son tantos que me abrumo de sólo comenzar a escribir. Pero en lugar de hacer una teorización del tema, o un resumen de las diferentes posturas que existen de acuerdo a las distintas religiones, o al nivel de religiosidad que hay dentro de cada religión en particular, o a la explicación teológica detrás de algunas posturas, voy a aportar, lo que nadie más que yo puede hacer en este caso, que es mi experiencia personal.

Me acuerdo que una vez con mi marido, que en ese momento era mi novio, fuimos a una charla sobre el tema que la daban diferentes personas del judaísmo. Y una de ellas, el rabino, se refirió al matrimonio mixto, algo así, como una ensalada mixta. Por supuesto, de manera peyorativa, haciendo hincapié, en que mejor dejemos las cosas claras, y cada uno que se case con el de  su misma religión.

También tuvimos la “suerte” de escuchar estas cosas del lado católico también, algo así como “mejor búscate una como vos”…

A nosotros realmente nunca nos afectó demasiado. Teníamos muy claro desde el principio que eso no era un impedimento para nuestra unión.

Asimismo, sabíamos que esto traería grandes desafíos, pero jamás un motivo para separarnos.

De hecho, creo que esas diferencias nos fortalecieron muchísimo nuestro noviazgo, porque nos “obligamos” a plantearnos cosas que quizás muchas parejas dejan para más adelante al no verlas como algo urgente.

Pero para nosotros temas como la crianza de nuestros hijos  y la forma en que cada uno tenía pensando hacerlo, no era algo menor, y las diferencias de religión sí o sí nos presionaban a plantearlo.

Pudimos llegar a un acuerdo sobre el tema. Por supuesto que cada uno debía ceder ciertas cosas y también empujar sus límites, o “umbrales”, un poco más allá de lo que tenía pensando hacer. Pero más duro que eso era no estar juntos y no incluirnos en nuestro futuro.

No creo que haya una receta acerca de qué cosas se deben permitir y cuáles no. Cada uno sabe qué es “negociable” y qué no lo es. En mi caso por ejemplo, yo no podía imaginarme casándome en una Iglesia (irónicamente ya que hoy busco en cada día la oportunidad de ir a una 🙂  ). Y por ejemplo mi marido no iba a ceder jamás la chance de bautizar a sus hijos.  Así que charlando mucho, mucho, mucho… fuimos congeniando soluciones. Que por supuesto no sólo afectan a la pareja sino que repercuten también en las familias de cada uno.

Algunas familias ayudan, otras dificultan aún más el camino, lo sé. Pero esto debe ser algo personal de la pareja, y no hacer nada ni por rebelión ni por miedo. Son temas muy profundos como para no discernirlos sabiamente y con tiempo.

En nuestro caso, las diferencias de religiones no hicieron una ensalada mixta sino uno de los mejores platos gourmet que puedan existir. Nuestras hijas son criadas en una unidad, un único Dios enamorado del hombre. Y las tradiciones judías y católicas son parte de nuestra familia, en donde cada una de ellas aporta ese granito de arena para tratar de hacer visible algo de este maravilloso amor invisible que abunda a nuestro alrededor.

Algo más

Recibo consultas del tema, personas que están pasando por situaciones complejas, momentos críticos en las relaciones donde se plantean cosas fuertes, capaces de definir su futuro . Y me cuentan que en internet encuentran un gran desaliento sobre el tema buscando consejos.

Yo creo que esto es un camino muy personal, no hay respuestas absolutas.  No todos afrontamos las diferencias del mismo modo ni tenemos costumbres o familias que nos ayuden a atravesar estas situaciones de forma simple.

Pero la respuesta debe encontrarla cada pareja, buscando ayuda, por supuesto, de personas que puedan aconsejarlos sabiamente, pero sin leer en internet opiniones de personas quizás un tanto extremas que sólo van a desalentar algo que puede llegar a ser maravilloso.

Cualquier consulta me la puedes hacer desde aquí!

 

 

, , , ,

Se el primero en dejar tu comentario.

Dejá un comentario

Facebook